Este mes de diciembre hemos descubierto dos cervezas artesanas paseando por la ciudad.
La primera, Badúm. En la feria de MADREAT.
Cervezas Badúm, artesanas de Peñiscola, Castellón. Comercializada por cervezas del Baix Maestrat. El nombre Badúm es en reconocimiento a la torre medieval en el acantilado de la sierra d’ Irta.
Una pena que no tuvieran una de sus variedades, Badúm con alcachofa.
Nos tomamos Badúm Pilsen. En botella de 33cl. De color amarillo pajizo muy trasparente. Elaborada con 3 tipos de malta y 2 lúpulos. Aroma cítrico. Sabor suave. Se bebe bien. 4% ABV.

En el mercado artesano del antiguo matadero de Madrid encontramos cerveza MONASTERIO, con 2 variedades; la rubia y la tostada.
Esta cerveza llega de Valdemorillo, Madrid.
Aunque nos dió a probar la rubia que era muy aromática, nos decantamos a catar mejor la tostada. Presentada en envase de 33cl. De tipo abadía, una antigua receta de los abades de monasterio. De alta fermentación. Una ALE color marrón oscuro y espuma consistente color vainilla. Olor afrutado y toque floral.
Intenso cuerpo y sabor prolongado. 5,8% ABV.
Nada despreciable esta birra. Esperemos que con futuro.

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/558/66738850/files/2014/12/img_4392.jpg

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/558/66738850/files/2014/12/img_4316-1.jpg

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/558/66738850/files/2014/12/img_4315-0.jpg

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/558/66738850/files/2014/12/img_4316-2.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.