Esta semana estuvimos en la cata de cervezas con quesos y chocolates en Cervceria L’Europe Madrid. El maestro quesero nos introdujo en el mundo de los quesos maridando con cervezas
negras y chocolates. Todo ello de una gran calidad.  

  
 

 Empezamos por una «Anchor Porter» está cerveza artesana californiana, en concreto de San Francisco, se bebe con facilidad. De color marrón oscuro casi negro, una espuma con no mucha duración (al menos de botella).  Aromas intensos a torrefactos, café y chocolate. Sabores más bien dulces, con toque a regaliz.  La probamos con un queso curado de oveja murciano-granadina, de quesería Vega de San Martín, ganador de una medalla de bronce worldcheesawads 2015. Otro acompañamiento bien dulce fue un gran chocolate venezolano de la zona central del país.  

   Continuamos con una de mis Porter favoritas nacionales, «Arriaca  Imperial Porter». Esta cerveza negra artesana de Guadalajara tiene aromas a café y chocolate. Con sabor de ese toque torrefacto a café, cacao e incluso una pizca salado. Acompañamos con uno de los quesos que me creo adición, tanto que tuve que llevarme un quesico para casa. Un queso Añejo de la provincia de Madrid. También acompañado con otro chocolate delicatessen de Venezuela, en este caso de la parte Occidente, ambos chocolates de «Franceschi Chocolate».

   

 Como tercera opción una inglesa de «Samuel Smith». Esta vez una stout con una preciosa espuma que según pone en la etiqueta es orgánica. Cerveza aprobada por la asociación Vegana. Cerveza negra con aroma y sabor a chocolate de forma muy intensa. No me van las cervezas tan dulzonas  pero acompañada por un queso azul asturiano que quita el sentido de bueno, es una mezcla como poco interesante.    
Para terminar la cata, el maestro eligió un cervezón, o al menos eso es lo que pensamos tod@s. Otra stout de «Samuel Smith». La IMPERIAL STOUT.  Esta cerveza nació, como muchas otras, un poco por casualidad. Para conseguir que llegara a los puertos de la Rusia zarista tras una dura y fría travesía báltica en buenas condiciones. De gran fama mundial llegó a llamarse Russian imperial Stout. Cerveza negra compleja y muy sabrosa. No muy elevada en graduación alcoholica (pero cuidadoooooo), un color negro intenso, espuma oscura, densa y duradera. Olor a tostado, café y chocolate muy agradable. Sabor dulce equilibrado con el amargor en su justa medida. Por supuesto lo maridamos con un queso excepcional, un queso inglés, «stilton», acompañado con un chocolate 70% de pureza proveniente del oriente de Venezuela de «el rey de Venezuela».    

 

  Creo haberme acordado de los quesos correctos pero le podemos preguntar al maestro quesero de Artesanos del queso de Las Rozas, Madrid. 

Todo un placer de cata. 

  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.