la foto 2 (4)

Artebeer 2014, II feria de cerveza artesana en Zaragoza.

la foto 2

 

Este fin de semana tuvo lugar una feria de la cerveza artesana en el super centro comercial de Zaragoza         “Puerto Venecia”. Nos acercamos a curiosear el sábado 7 y tenemos que contarlo.

 

 

 

El lugar donde se celebró era bastante adecuado ya que parecía una típica feria de la cerveza alemana. Casetas acordes, mesas con bancos donde reposar, salchichas buenísimas, música ideal en directo del grupo, bastante bueno, DRUNKEN PINGUEN y por supuesto, cerveza riquísima.

la foto 3 (1)

 

unnamed (1)

 

Como hacía mucho calor, nos apetecía cerveza refrescante y sabrosa. Empezamos con la deseada CHIMAY blanca. Esta cerveza belga es una maravilla y además de barril, bueno, como la mayoría de la feria. De estilo trapense, 8%.

(Nota: 7,5).

la foto 3 (4)

 

 

Seguimos con una de la tierra aragonesa, BLESA de la cervecera ORDIO MINERO. Bastante refrescante. De estilo special bitter, 6%. Muy compensada.

(Nota: 7).

 

 

CERVEZA CIBELES

 

Sabíamos que CERVEZA CIBELES estaría presente en la feria y por supuesto quisimos pasarnos por ahí. David, el maestro, nos aconsejó para el momento una CIBELES RUBIA, de estilo PALE, 4,5%. La verdad que está buena y aconsejable para este verano. (Nota: 7).

LA CIBELES

 

 

Después de charlar un rato nos movimos por la feria y vimos otra cara conocida.

Una vez reconocidas nos acercamos a probar una cerveza sabrosa de GRUIT.

 

GRUIT

 

GRUIT, esa cerveza fantástica sin lúpulo. Tomamos una AMBER, de estilo Belgian Amber Ale 6,6% con tres maltas y una mezcla de hierbas GRUIT.

(Nota: 7).

 

 

la foto 2 (2)Al lado de la GRUIT teníamos producto nacional, REPÚBLICA MONEGRÍA (Tardienta, Huesca), con ganas de probar decimos tomar la Rubia. Una pale ale con maltas de cebada y trigo, dos lúpulos, turbia. 6%. Ofrecían distintos productos hechos con cerveza, incluso unos ricos bombones pero la cerveza quizás debería haber estado más fría. No nos hizo demasiada gracia. (Nota: 6).

 

Paramos  a comer unos perritos que quizás estos estaban fríos. Aun así, ricos.

Ya para finalizar la cata en la feria, decidimos acercarnos a una de las casetas representando a una cervecería de Zaragoza, LA CEBADA. Tardaron mucho en atender, casi con ganas de marcharme a por otra, pero aguante ya que quería probar una FLYING MONKIES. La pena que no tenían y habían pinchado otro barril en su lugar que ni siquiera tenían en la carta, tampoco tenían LE TROU DU DIABLE por lo que el chico, muy amable, me aconsejo una ALVINNE Morphew Extra, de estilo Belgian Ale, 7,1%. Un descubrimiento muy grato al paladar y los sentidos pero que tardaron muchísimo en servir. (Nota: 7,5).                                         Espero que en esa cervecería, donde por lo visto tienen más de 500 clases de cervezas, sean algo más rápidos.

Hasta aquí la experiencia de la feria.la foto 1 (1)

Terminar con una conclusión. El precio del vaso algo caro, entiendo que venía con la revistilla del programa, que viene fenomenal, pero aun así, carete, quizás por eso no hubo mucha afluencia (o por el calorazo). La revista me encantó pero me costó encontrar alguna cerveza y otras ni estaban. La fuente para lavar los vasos, fantástica. En general estuvo bien, nos lo pasamos estupendamente. Esperamos más ferias.

unnamed

 

 

SALUD  A TOD@S.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.